DEBATE: Qué hay que hacer con los violadores

Publicado: julio 1, 2008 de Rodolfo Falcón en Posteos anteriores. violencia, salud., Violencia doméstica
Etiquetas:

Bases de datos de quienes cometieron violación, la alteración con medicamentos de la compulsión sexual, el encierro perpetuo tras las rejas son algunas de las soluciones posibles que plantean los especialistas. La ley que duerme en el Congreso.

Opinan jueces y expertos.

Eugenio Zaffaroni (Juez de la Corte Suprema)
No a la castración
La castración, por el medio que sea, no es una pena sino una medida de inocuización, más bárbara que la pena de muerte. La emplearon los nazis, con ese propósito y con fines supuestamente eugénicos. No dudo que vuelvan a proponerse esas aberraciones, desde los Estados Unidos y desde Europa. Además, ni se viola por razones biológicas ni la castración elimina ninguna perversión, sino que puede acrecentarla. El placer con el sufrimiento y el miedo de la víctima puede producirse aunque no haya erección ni eyaculación ni fecundidad. ¿O los nuevos “científicos”, hijos del Dr. Mengele, se han olvidado de esto?

Francisco Mugnolo (Procurador penitenciario federal)

Asistirlos con terapia adecuada

Los episodios de abuso sexual y violaciones no están al margen de la gran violencia que sufre nuestra sociedad. Hay muchas propuestas para el abordaje del violador: desde la castración química hasta la inacción durante el encierro. Pero lo que no se está haciendo es trabajar sobre la psicopatología del violador durante la privación de su libertad. Debería haber un programa que acompañe la sanción del delito con un tratamiento acorde al perfil psiquiátrico del criminal.

Si lo sustraemos de la sociedad para evitar la peligrosidad que representa y no se le efectúa una terapia adecuada, una vez que cumpla su condena, es muy factible que el individuo vuelva a violar porque no está curado. Generalmente los violadores en la cárcel tienen buena conducta, pero cuando afrontan la salida, el conflicto vuelve a emerger.

Claudio Mazaira (Abogado de Madres del Dolor)

El violador no cambia

Las llamadas leyes Blumberg endurecieron las penas por delitos de robo, pero también modificaron artículos del Código Penal en relación con abusos sexuales. Por eso hubo violadores condenados a 45 años de prisión a partir de una sumatoria de penas por varios delitos.

El violador no tiene solución. Reincide pero, además, perjudica a un número mayor de personas que la misma víctima. Arruina a su entorno. Perjudica más una violación grave que un homicidio. La violación es difícil de admitir. No tengo postura específica sobre la castración química. Me inclino, en cambio, por penas más graves o la prohibición de salidas y libertades asistidas a los presos por ese delito.

En la actualidad, seis meses antes de la libertad, les hacen un examen médico a los violadores. Ellos saben qué decirle al psiquiatra cuando los viene a atender. No hay tratamientos de prevención en estos criminales. Así pasó con Claudio Álvarez, violador serial que mató a Elsa Escobar y violó a su hija de 13 años, a quien represento legalmente. Si hubiera prosperado el proyecto que propone la creación de un registro de violadores argentinos, fácilmente habría un 20% más de casos resueltos. Espero que algún día se concrete.

Carlos Sosa (Ex diputado nacional del Partido Renovador de Salta)

Sí a la castración

En marzo de 2007 presenté el primer proyecto en la Argentina sobre castración química, basado en las experiencias de Francia y los Estados Unidos. La idea es aplicar inyecciones a los violadores para quitarles el deseo sexual. En España se aplica a voluntad del preso. En Estados Unidos se le aplican al violador una vez al año y se hace un seguimiento. Con la castración, no le dan ganas de violar de ninguna manera. La violación es un delito aberrante: las víctimas no se recuperan nunca de esa experiencia. El 90% de los violadores reincide.

Mario Filosof (Presidente de la Cámara del Crimen)

La mano dura no sirvió

En los casos de violación hay que comenzar a buscar soluciones imaginativas y diferentes. Ha quedado demostrado que el sistema así como está no funciona. La civilización debe progresar en lugar de ir en retroceso. El problema del violador no es sólo psíquico, sino también mental. Las penas más duras no han servido de mucho y la violencia está a la orden del día.

La castración química tampoco sirve: existe el antecedente de un caso en el que un violador aceptó ese tratamiento y luego fue autor de un homicidio. Este tema debería discutirse a nivel multidisciplinario con sociólogos, psiquiatras y juristas.

Lo único que garantiza que quien vaya a delinquir en cualquier sentido pretenda no hacerlo es que el estado demuestre, con una política clara de prevención, que actúa bien: que las investigaciones sean serias y se logre juntar las pruebas necesarias, que la Justicia actúe rápidamente y que aplique lo que corresponda, y que el Servicio Penitenciario cumpla con el rol educador que le manda la Constitución. Si estas tres patas no se juntan, el sistema no va funcionar.

Miguel Maldonado (Médico forense)

Deben ir presos de por vida

No es adecuado plantearse si los violadores tienen cura porque no son enfermos. Saben lo que hacen. Tienen un trastorno de personalidad con una especie de atrofia afectiva. Por eso no tienen sentimientos altruistas: cuando ven sufrir a una persona gozan en lugar de ayudarla. Disfrutan con el sometimiento y la humillación; se observa en todos los violadores seriales.

Esas anomalías de la personalidad presentan rasgos perversos y antisociales. El caso de Dorrego es paradigmático y refleja un acto de sadismo inimaginable. Como no hay tratamiento que surta efecto, deben permanecer recluidos de por vida; no en la prisión, porque allí se potencian sus rasgos criminales, sino en institutos que hoy la Argentina no tiene, donde se les apliquen castigos importantes, el único modo que esta gente entiende. Ni la castración química ni la quirúrgica da resultados porque la patología de la agresividad la siguen manteniendo, surge de la mente. Y reinciden en la violación mediante de objetos. En Francia no está dando resultados.

Irene Intebi (Psiquiatra y psicóloga infantojuvenil)

Pueden recuperarse

Cuando alguien llega al homicidio o a producir lesiones muy severas en otro, la probabilidad de recuperación es muy baja. Según las noticias, el supuesto violador de Rocío en el año 2000 ya daba indicadores de que tenía problemas serios con el tema sexual. Lamentablemente en ese momento no se utilizaron otros recursos.

La fantasía es que esto aparece de la noche a la mañana. Pero no surge la pregunta de por qué este muchacho, con 27 años, llegó al punto al que llegó. Una respuesta, la más fácil, es que nació así. No estoy de acuerdo. Nadie nace así y aunque naciera con una predisposición, para que eso se potencie tiene que suceder algo. Entonces, hay que pensar cómo intervenir cuando se detectan chicos o adolescentes con conductas sexuales llamativas.

La reacción emocional ante un violador es matarlo o meterlo preso de por vida. Pero los que tienen responsabilidad de hacer políticas de protección a la infancia y a la población tendrían que hacer programas de detección de adolescentes con conductas sexuales riesgosas. La mayoría ha sido víctima de la violencia en la infancia, por lo que pierden la posibilidad de conectar con otros como personas. Yo hice tratamientos con agresores sexuales (intrafamiliares) en los que, con seguimiento, hay posibilidad de recuperación.

En cuanto a la vasectomía, lo único que hace es generar infertilidad, que alguien no pueda embarazar y punto. La castración química inhibe la testosterona, que es una cuestión hormonal que influye en la erección. Sin embargo, una persona que tiene posibilidades de agredir sexualmente puede hacerlo sin erecciones.

Isabel Yaconis (Integrante de la Asociación Civil Madres del Dolor y mamá de Lucila Yaconis)

Por un banco genético

La medida más importante para prevenir violaciones es contar con un banco de datos genéticos de los violadores. En el Reino Unido está la base de datos más grande del mundo, de 38 millones de huellas genéticas de violadores y homicidas.

En Estados Unidos cada condado tiene sus leyes. La mayoría tiene su registro. El FBI es el encargado de tener todos los datos y distribuirlos. En la Unión Europea tienen todos los datos y comparten. Es un tema que en la Argentina estamos a años luz.

Pedimos que exista el registro de condenados por delitos contra la integridad sexual. Así se llama el proyecto que fue creado por la diputada Paola Spatola que está dando vuelta desde 2004. Ahora tienen que volver a pasar por todas las comisiones. El proyecto sería un paliativo como para empezar a acorralar o a hacerlo desistir al violador.

Cómo es en otros países

Francia: en el verano, el presidente Nicolas Sarkozy propuso la aplicación voluntaria de la castración química después de la violación reincidente de un pederasta. Ya funciona un programa piloto de castración química.

España: una comisión de estudio que se formó en Cataluña, España, después de la excarcelación de José Rodríguez Salvador, el violador del Vall d’Hebron, propuso la supresión hormonal reversible para los violadores reincidentes. La legislación española no permite aplicar un tratamiento si no es aceptado por el preso. Este mes un pedófilo conocido como Nanysex aceptó la castración química.

Chile: un pedófilo que confesó no poder dominarse cuando ve a un niño le pidió a su abogado que solicite a la Justicia la autorización para que lo castren.

Estados Unidos: en Florida, por ejemplo, existe la castración de delincuentes sexuales reincidentes que quieren acceder a la libertad condicional

Anuncios
comentarios
  1. Emilio dice:

    Estuve leyendo las opiniones y la sensacion es que se propone una “solucion ideal” Las experiencias de otros paises son solo eso, experiencias de otros paises enmarcadas en otras culturas y sociedades. Pienso que mientras se construye la solucion ideal, aquellos que cometen estos delitos, deberian estar presos sin beneficios (2×1 o buena conducta) que les permita morigear su condena (pienso lo mismo para cualquier delito)…

  2. agus dice:

    para mi esos violadores tienen que estar todos muertos esos hijo de putas a mi me violaron y duele mucho y tengo 10 años malparidos locos de mierda

  3. Ceci dice:

    Rodo, que bien que encaras los temas, tu punto de vista siempre me hace reflexionar, tratando de promover cambios simbolicos y sociales para reducir la violencia, en todas sus formas, no solo la fisica.
    Respecto al tema de los violadores como todo tipo de abuso, pienso que lo mas importante es HABLAR, decir, comentar. y recordar, que el mayor numero de casos de abusos sexuales o violaciones ( cual es la diferencia?) se da en los vinculos familiares.

    Un saludo, Ceci

    • Rodolfo Falcón dice:

      Gracias Ceci por comentar!
      Comparto con vos tu opinión. Denunciar, ya sea en un medio familiar, o en la justicia es un muy buen primer paso. Es habitual que la víctima tenga vergüenza o no quiera perjudicar a quién abusó de ella, pero tomar esta conducta suele tener consecuencias peores tanto para ella como para su entorno familiar. Por lo tanto poder hablar es importantísimo y es en este sentido donde hay que concientizar a la gente.
      Un beso Ceci,
      Rodo.

  4. katy dice:

    hola vivo el la provincia del sur , con lo cual se lleva una vida muy tanquila pero no escluida a estos tipos de problemas que por opinion propia me parece un acto muy aberrante en desacuerdo con el comentario 4 “eligiendo caminos” por lo poco sustentable de sus diez razones. ya que tengo mis propias razones y creo que no son tan diferentes a lo que opina la gente que esta en contra de los violadores y abusadores sexsuales:
    1 encaratularlos como violadores aunque no modifique su estado social y afectivo de quien lo los conoce ayudara a crear cierta alerta en los que no, que para ellos son futuras victimas(niños/as, jovenes y adultos)
    2 no devilita la credivilidad de cualquier persona, oporta certeza y seguridad de que los medios relacionados se encargan de estos problemas.
    3 yo amo a mi familia y no quisiera que les sucediera algo tan aberrante y por ellos no pierdo esperanza de encontrantrar una solucion a futuro a este problema.
    4 es retrograda pensar que un violador se pueda estimular con algo que la sociedad desprecia, ponerlo en evidencia es degradar y cohibir sus actos .pensar que no promuebe nada es estar deacuerdo con que nada se puede hacer y creer que estos actos son normales en la sociedad.
    5 no estamos bajo un gobierno militar, hay varios organismos que se encargan de defender a toda persona hayan delinquido o no incluyendo a los violadores.
    6 personas con pensamientos como vos hacen que estos actos parescan un robo de caramelos y no se generen cambios ni social ni polìticos, excusando a todas estas personas por sus actos como si no fueran concientes del daño que causan directa e indirectamente a corto o a largo plazo, dando como culpables a la sociedad por otorgarles un “patriarcado pornocapitalista” esto no se prodria se justificar asi estuvieramos 30 o 40 años atras donde aùn prevalecìa el machismo no ahora.
    7 en que cabeza cabe que yo y todos como sociedad pretendamos que nuestros hijos tengan como meta ser un violador y nuestras hijas tengan que ser violadas como parte de su etapa es algo incoherente lo que estas planteando muy bizarro.soy conciente que hoy los medios de tv muestran a personas adultas hombres y mujeres casi desnudas como promoviendo el sexo en quien los ve,carteles de publidad mostrando partes del cuerpo toltalmente o casi desnudos, las protitutas que andan en la calle desde tempranas horas exibiendo casi en todo su cuerpo,uno prodria pensar si son todos estas”personas que promueben el sexo” culpables que les suceda este tipo de atrocidad .pero no no atacan a estas personas. son los niños ,niñas menores de 5 o 6 años que no tienen idea de la sexualidad por que ? si su cuerpo no se asemeja a la de un adulto, de que son culpables ellos.

    • Rodolfo Falcón dice:

      Hola Katy, antes que nada te agradezco el comentario, la diversidad siempre es enriquecedora, cuando se plantea de manera abierta y no cerrando sentidos.
      Así como te agradezco no comparto tu impronta de agredir y dirigirte con terminos como “retrogrado” o “personas como vos”. La agresividad justo en textos que hablan sobre violencia deja en claro lo mucho que nos falta como sociedad para poder superarla.
      Por otro lado te comento que ese texto no lo escribí yo, es un artículo que salió en una revista feminista criticando al mismo movimiento. Y la intención al subirla no fue definir una verdad, ni siquiera mi postura, simplemente establecer el diálogo.
      Por mi parte, comparto algunas cosas con vos y muchas otras con ese artículo. Desde ya que este sistema se usa en otros lugares del mundo, como en Estados Unidos, sin embargo, estadísticamente comprobado, los casos de abuso y violación no bajaron debido a estas medidas y sólo se generó una sensación de seguridad y respaldo en la gente. Es decir, se sintieron más seguras, pero el problema no cambió, y la reincidencia de los abusadores tampoco.
      Con respecto al resto de las diez medidas, tanto en este tema como en muchos otros temas sociales existen básicamente dos miradas predominantes. Una tiene en consideración los efectos y busca manera de cambiar a partir de las consecuencias, y la otra intenta buscar la génesis del suceso, para cambiar de raíz. Entonces podemos encarar el asunto segregando a los que ya violaron o podemos también prestar atención a cómo se generaron esos violadores para intentar cambiar los patrones que los generan.
      Es tan absurdo pensar que uno se propone como meta que su hijo sea un violador, como pensar que uno es violador unicamente por una carga genética o por un capricho. Todo comportamiento surge en un contexto determinado y a partir de una cuota genética determinada. Entonces el tema también versa en intentar modificar aquellas cuestiones contextuales que permiten que estos comportamientos se expresen. Modificar las cuestiones contextuales no tiene que ver, necesariamente con prohibir, sino analizar y hasta, tal vez, permitir mucho más de lo que se permite.
      Quedar conformes con un registro genético no va a generar un cambio social profundo, y desde ya que soy de aquellos que piensan que algo se puede hacer, trabajo constantemente con este tema, pero hacer un banco de datos solamente no es para nada suficiente. El cambio debe darse en varios frentes, en la educación, en las familias, en las instituciones, y obviamente también en la información. Si estos puntos no son observados por los “hacedores de leyes” entonces solamente vas a tener un registro que tal vez te de la sensación de seguridad, pero que si investigas, vas a encontrarte con una realidad más triste:
      Los abusos perpetrados contra mujeres no empiezan y terminan en la violación, sino en el lenguaje, en los comportamientos, en los sueldos, en las clasificaciones, etc etc. Hasta que la mujer no tenga exactamente los mismos derechos y una entidad social equiparable a la del hombre, este hará prevalecer su dominio a través de la fuerza y la degradación.
      Por último quería comentarte que cinco de cada seis casos de violación, son llevadas a cabo por conocidos de la víctima, es decir padre, hermano, tío, novio. Entonces este es otro aspecto por el cual el banco de datos es una medida más que insuficiente.
      Entre un 70% y un 80% de las violaciones son llevadas a cabo por un familiar. Es por esto que el cambio tiene que ser más profundo.
      Saludos

  5. eligiendocaminos dice:

    10 razones en contra de la creación de un registro genético de violadores

    La aprobación por parte del Senado de la provincia de Buenos Aires de un registro provincial de violadores convocó a la reflexión del equipo de la revista Baruyera, que abre un debate sobre cómo el feminismo pudo aportar, sin quererlo, a las políticas neoconservadoras.

    1. Porque la mayoría de los violadores son conocidos por las mujeres violadas. Están dentro de sus hogares, escuelas, oficinas, clubes, comisarías, parroquias, juzgados, vecindarios. Conocemos sus rostros porque violan a cara descubierta. Y aun denunciándolos a cara descubierta prevalece la indulgencia, la sospecha hacia las víctimas y la impunidad.
    2. Porque debilita la credibilidad de las mujeres: asume que la prueba material (el dato genético) es imprescindible/necesario/determinante para hacer valer nuestro derecho a la integridad.

    3. Porque no tenemos esperanzas de que los curas o los violadores de prostitutas y travestis estén en el registro. Tampoco nos ilusionamos con que el registro considere violadores a los varones que fuerzan a sus legítimas esposas dentro de una relación matrimonial.

    4. Porque alimenta el mito del violador serial y crea un nuevo sujeto: el “violador de baldío”. No promueve cambios sociales, simbólicos ni políticos para reducir la violencia sexual.

    5. Porque confiere poder a la policía y no garantiza que los violadores vayan a la cárcel. Al incluir delitos contra la libertad (secuestros) y registrar datos genéticos de “todas las investigaciones penales”, se devela el verdadero deseo que impulsa la ley y que ésta disfraza con argumentos de “protección a la mujer”. Intuimos que seremos la excusa para criminalizar a los sujetos vulnerables de siempre.

    6. Porque si consideran que es un delito tan grave, promoverían cambios en las condiciones que hacen posible una violación. Los violadores son varones que se exceden en el ejercicio de poder que el patriarcado pornocapitalista les otorga; poder que ningún juez, periodista, policía, cura o padre de familia cuestiona.

    7. Porque la sociedad educa a los niños para que sean violadores y a las niñas para que sean violables, y después los culpabiliza apelando a la responsabilidad individual.

    8. Porque penaliza a las personas y no a las acciones, y esto es inconstitucional. Al etiquetar a alguien de por vida se le quita la posibilidad de modificar sus conductas.

    9. Porque supone que la sobreviviente de una violación no puede jamás reponerse del trauma, con lo cual sería justo marcar al violador de la misma manera, de por vida. Pero la violación no es un estigma, ni para la víctima ni para el violador. Es un abuso de poder de los más violentos que puedan imaginarse, y uno de los pocos que están penados por ley.

    10. Porque nunca fue un objetivo feminista tener un registro de este tipo.

    * La construcción de este artículo no hubiera sido posible sin la colaboración invalorable de las personas que forman el Colectivo para la Diversidad, que transformaron nuestras intuiciones políticas en argumentos más o menos jurídicos.

    * La revista Baruyera, una tromba lesbiana feminista, puede adquirirse en la Librería de las Mujeres (Hipólito Yrigoyen 1536) o en Librería La Mancha (Corrientes 1888). Otros puntos de venta se pueden consultar en: baruyoaldia.blogspot.com

    Fuente: Página 12

  6. nadia loza dice:

    los violadores… no meresen vivir…

  7. eligiendocaminos dice:

    Bueno Alejandro. Hay de todo dentro de los “violadores”, es decir, la génesis de estos aún es un misterio porque no se encuentran ni cuestiones genéticas, ni patrones comunes en todos ellos. Asimismo dentro de los comportamientos de los violadores, hay de todo.
    Los peores casos son los psicópatas, perversos que disfrutan del sufrimiento ajeno porque simplemente el otro no existe en su visión del mundo, lo único importante son ellos y sus pretensiones. Si querés fijate en la etiqueta de como reconocer un psicópata, o las características de los psicópatas.
    saludos y gracias por comentar.

  8. alejandro dice:

    pienso que los hombres que cometen estos tipos de actos es porque ellos anteriormente ya han experimentado o en sus infancias han vivido algun tipo de trauma de violacion o han obserbado esto nada mas es un tipo de inpulso algun tipo de recuerdo que se les aparese y una vez ya cometido el crimen no saben que acer sino pagar su condena sin mas que poder defenderse porque porque todas las pistas lo señalan como autor del crimen

¿Qué pensás? compartí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s