LOS BENEFICIOS DEL EJERCICIO FÍSICO.

Publicado: octubre 22, 2009 de Rodolfo Falcón en Posteos anteriores. violencia, salud.
Etiquetas:

No encuentro mejor manera de abordar este tema, que no sea, holística e integralmente.
Para lograr un estado de óptima salud no sirve implementar solamente una serie de ejercicios físicos sino que debe estar complementado con otras cuestiones, por ejemplo:

Es necesaria una buena alimentación, equilibrada en carbohidratos, proteínas, grasas y fibras. Que tenga en cuenta la cantidad necesaria de calorías utilizadas por día, eligiendo preferentemente productos frescos como verduras y frutas, y evitando grasas duras como la de la carne roja.

Por otro lado es necesario un descanso óptimo. El cuerpo necesita reparar, en estado de reposo, lo que durante la vigilia utilizó. EL cerebro también necesita entrar en un estado de sueño profundo para poder mantener la cordura, la paciencia, la salud y para prevenir tanto enfermedades como accidentes. La cantidad de horas estipulada va desde seis horas hasta diez horas dependiendo la persona y la actividad que realice.

Un tercer dato muy importante refiere a las capacidades cognitivas. Es decir a la atención y percepción de la persona de su situación emocional, mental y del ambiente que lo rodea. La parte psicológica por así decirlo, ejerce una gran influencia en la salud general de la persona. El estrés, la ansiedad, la depresión son capaces de repercutir en el físico de maneras inimaginables.

Por último, el cuarto aspecto a tener en cuenta es el ejercicio físico. Este tiene excelentes beneficios que serán enunciados a continuación, pero como cada uno de los anteriores, depende de la interrelación con los demás para poder beneficiar en su máxima expresión.
Por ejemplo. Si salgo a andar en bicicleta por la ciudad, pero en el recorrido me peleo con cinco automovilistas, puteo a tres transeúntes y mi única preocupación es llegar a tiempo, o si realizo el ejercicio pero al terminar me tomo una cerveza y una bolsa de papas saladas, este ejercicio no me va a ayudar a bajar los niveles de estrés ni tampoco me va a ayudar con el sobrepeso. Sin embargo, si lo puedo realizar de manera relajada, llevando mi atención a mis sensaciones físicas mientras hago el ejercicio y al ambiente que me rodea sin reaccionar negativamente ante ello, y en vez de saciar mi sed con cerveza tomo un agua o un jugo, entonces el ejercicio bajará notablemente el nivel de estrés y me ayudará con el sobrepeso.

EMPEZAR A REALIZAR EJERCICIOS:

Hay diversas cuestiones que no favorecen que la gente comience a realizar ejercicios.

Generalmente una de las principales causas es la afirmación de no tener tiempo. El ritmo de vida moderno suele llevarnos a ocupar todas las horas disponibles y puede que entonces nos olvidemos de cosas que realmente son importantes para poder disfrutar la vida en su plenitud.

Por otro lado suele existir una idea errónea del esfuerzo necesario para lograr que el ejercicio beneficie la salud. Uno suele homologar la idea de hacer ejercicios, con dolores corporales, rutinas aburridas, y un esfuerzo exagerado.
Pero en realidad, haciendo muy poco es posible lograr mucho y sentirse también, mucho mejor. Empezar de a poco es mejor que empezar de golpe, es común que uno intente cambiar radicalmente una conducta y se agote en un mes o no pueda sostener el ritmo. Pero empezando de a poco tratando de no sobre exigirse, permite que uno vaya graduando sus energías y sus reservas.
Teniendo en cuenta las condiciones iniciales, es preferible comenzar de a poco. Por ejemplo, si tenés un trabajo sedentario como el de oficina, y nunca prestaste atención a la alimentación, es preferible empezar con caminar de media hora a cuarenta minutos por día y comer siguiendo instrucciones de un nutricionista, o informándose sobre el asunto.
Obviamente que de a poco uno puede ir agregando ejercicios, como realizar pesas, o correr en vez de caminar, pero inicialmente con eso basta.

Otra cuestión que suele jugar en contra de empezar a realizar ejercicios, tiene que ver con la imagen relacionada al fitness o al fisicoculturismo, una IMAGEN IDEAL casi imposible de lograr.

Lo más probable es que uno tenga un cuerpo no tan perfecto o para nada perfecto y varios complejos con el tema, lo que puede llevarlo a esquivar el tema de la imagen corporal para no sentirse frustrado. Conectarse con esa parte puede resultar doloroso, pero evitar esa conexión puede ser dañino.

O por el contrario, uno puede darle demasiada importancia a lo estético, olvidándose de los beneficios del ejercicio más allá de la imagen corporal, cayendo en facilismos, comprando aparatos como el Ab shaper, el tratamiento de electrodos, o la ingesta de químicos perjudiciales para la salud. La fuerza de la “Imagen ideal” puede ser desalentadora a la hora de ejercitar, sin embargo si uno focaliza su atención en el bienestar físico va a sacar buen rédito. Las mejoras estéticas llegarán solas, a su tiempo y dependiendo de la genética de cada uno, tener esto en cuenta y no desalentarse es el mejor remedio.

Otra dificultad tiene que ver con el cansancio mental, el estrés, la depresión y la creencia básica de que esos estados son inalterables por medio del ejercicio, o que uno no va a tener la voluntad suficiente para realizarlo. El estancamiento suele ayudar a este tipo de creencia distorsionada. Cualquiera que realice ejercicio sabe por experiencia que al ejercitar se produce un recambio de energía que favorece la actividad y lo aleja del estancamiento. Sin embargo, el deprimido, el estresado presupone que ejercitarse no va a ayudar en nada para solucionar su problema, y que además no poseé las fuerzas necesarias para realizar esa actividad.
Esto cambia cuando uno comienza, pero tal vez, si los ánimos no son suficientes, convenga pedir ayuda o comenzar con algún amigo y/o familiar.

Basta con empezar para que el recambio de energía y el movimiento químico, produzca resultados.

VENTAJAS MÉDICAS DE REALIZAR EJERCICIO:

El centro médico de la universidad de Columbia en New York, a través de la revista “Proceedings of the National Academy of Sciences” informaron que según investigaciones actuales, realizar ejercicio físico estimula el poder del cerebro, induciendo la fabricación de nuevas células en una región relacionada con la memoria y con la pérdida de esta. Los investigadores descubrieron que el ejercicio generaba un flujo sanguíneo hacia el gyrus dentado de las personas (en el hipocampo), y cuanto más en forma estaban, más flujo sanguíneo detectaba el MRI (visores de resonancia magnética).

Por otro lado:
-Previene enfermedades cardiovasculares.
-Previene problemas osteoarticulares(osteoporosis,artrosis, lumbalgias, etc…).
-Previene enfermedades metabólicas(obesidad,diabetes).
-Mejora el sistema inmunológico(mas defensas ante la infeccción) y la hipertensión
esencial.
-Reduce el riesgo de algunos tipos de cáncer (colón, mama).

El ejercicio mejoraría los patrones de descanso de las personas con insomnio o interrupciones del sueño relacionadas con los movimientos periódicos de las piernas, según los resultados de un estudio llevado a cabo por investigadores brasileños.

La realización del ejercicio físico regular incrementa el funcionamiento del sistema cardiovascular, es decir, lo referente a la circulación sanguinea, asi como también el sistema respiratorio de esta manera mejora la circulación de nutrientes y oxigeno en el organismo, tanto en el cuerpo como en la mente.
Mejora y fortalece el sistema osteomuscular (huesos, cartilagos, ligamentos, tendones) contribuyendo al aumento de la calidad de vida y grado de independencia especialmente entre las personas con más edad.
Asegura una mayor capacidad de trabajo y ayuda al aseguramiento de la longevidad al favorecer la eliminación de toxinas y oxidantes.
Mejora el aspecto físico de la persona.
El ejercicio físico ayuda también en las siguientes enfermedades:
Asma, Estrés, Infarto, Diabetes melitus, Diabetes gestacional, Obesidad, Hipertensión arterial, Osteoporosis, Distintos tipos de cáncer, como el cáncer de próstata y el cáncer colorrectal.
Atenúa la sensación de fatiga, baja los niveles de colesterolemia, y refuerza la capacidad de la sangre para disolver los coágulos que pueden conducir a una trombosis. Es, asimismo, sumamente eficaz en trastornos psicológicos ligados con emociones depresivas.

Libera endorfinas, secreciones semejantes a la morfina, producidas por el cerebro; las endorfinas amortiguan dolores en el plano corporal y facilitan sentimientos de placer y hasta de euforia.

Las personas que han adoptado como estilo de vida la gimnasia, generalmente duermen mejor, tienen menores ansiedades y tensiones. Están prácticamente inmunizados contra el estrés.

Anuncios

¿Qué pensás? compartí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s